Por costumbre en caso de separación o divorcio los hijos pertenecientes al matrimonio eran concedidos en guardia y custodia a la madre. Ambos progenitores conservaban la patria potestad que sólo se pierde por muerte de un progenitor o por orden judicial. Sin embargo, desde hace unos años se viene aplicando la custodia compartida que permite la convivencia de los hijos con ambos progenitores, pudiendo decidir y garantizar así su educación, alimento, salud..., de una manera conjunta.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted